sábado, 30 de abril de 2011

RECETA

5


Os presento, mi última invención culinaria: el libro comestible y su receta:

-  Organize su libreria
-  Descubra que tiene dos ejemplares iguales, coga uno de ellos
-  Mantenga sus tapas y parte de las páginas, haciendo crecer dentro de ellos un hueco, use el cutter para su ejecución.
-  Busque un bote de cristal poco profundo
-  Coloque un par de algodones húmedos y entre ellos unas lentejas
-  Espere a que la naturaleza haga su trabajo
-  Observe cada día como se desnudan las lentejas
-  Vea crecer sus tallos y aparecer sus hojas
-  Deguste el resultado

miércoles, 27 de abril de 2011

ILEGALES

1


- Doctor, doctor ¿qué me pasa? ¿por qué no dejo de cantar “Soy un macarra, soy un hortera y voy a toda hostia por la carretera”?… ¡No lo puedo evitar!
- No es nada grave, señora, usted sufre de adicción a la velocidad.
- ¿Y qué puedo hacer?
- Por lo pronto, señora, aparque el coche fuera de la consulta.

martes, 19 de abril de 2011

ADOLESCENTES SUICIDAS

3

   - ¿Tienes miedo?- preguntó a Chantelle
   - Un poco, Camile, es normal… Duérmete, que mañana es nuestro día.
   Hacía más de un mes, que conocían la noticia y desde entonces andaban como locas. Con la excusa de un viaje de estudios para mejorar su español, pasarían una semana en Valencia. Procedentes de una familia de inmigrantes de segunda generación, eran las primeras que atravesaban la frontera, sin la tutela de sus padres. Apenas se llevaban unos meses y eran primas hermanas. Entre ellas acostumbraban a usar el idioma materno, así se habían criado.
   Ninguna de las dos, recuerda cómo ocurrió y cómo aceptaron tanta responsabilidad. No suelen hablarlo. Saben que cumplirán la palabra que han dado a sus familias y que disfrutaran como nunca de su viaje de estudios.
   - Tenéis que formar parejas, para que podamos alojaros en casas españolas, así no tendréis otro remedio que hablar español- dijo en francés la profesora una semana antes del viaje
   La casa les gustó, su habitación tenía vistas al mar.  Y la familia también.
   La última noche no pudieron dormir, al día siguiente tenían previsto una excursión al centro de Valencia.
   - ¿Tienes miedo?- preguntó a Camile.
   - Un poco, Chantelle, es normal. Y ahora cierra los ojos, voy a apretar el mando. ¡Qué Alá nos proteja!
   “Dos adolescentes suicidas hacen explotar una mochila bomba, en las inmediaciones de la estación del tren de alta velocidad, causando…". No le dio tiempo a escuchar la noticia, la policía estaba en la puerta de su casa, con una orden de registro.

viernes, 15 de abril de 2011

TIMIDEZ

0

Me busca los colores, me mira con interés, con mucho interés diría yo, me clava sus pupilas y me observa tanto que me siento pequeño. Sabe que me gusta cuando acerca su nariz a mi cuerpo, cuando con la punta de la lengua me prueba, cuando cierra los ojos y aproxima sus labios...en ese momento, sabe que me hará suyo, que mi líquido recorrerá su garganta y saciará su sed, que mi aroma flotará en su paladar y que mi bouquet habrá alcanzado su destino.

Si, soy un vino.

lunes, 11 de abril de 2011

MAS CHULA QUE UN OCHO II

4

   Soy más chula que un ocho segunda parte (veáse Octubre 2010), tanto como para atreverme a darle a una conocida escritura una de mis tarjetas, con la dirección de la página web (cuya alma todavía está en construcción) y de este blog.
  
   Ha sido este sábado, en la Feria del Libro, a la que desde que vivo aquí, nunca había ido, pero saber que una de mis escritoras favoritas estaría firmando ejemplares fue todo un aliciente. Un agradable paseo por Viveros, una terracita llena de gente y la visita a los stands terminó en una cola con poca gente a última hora de la mañana. ¡Por los pelos, no la pillo!.

   Esta vez no hay foto con ella (no me gusta demasiado el fenómeno fan), pero si, dedicatoria en uno de sus libros, un "si, me acuerdo de tí" que me sonó a gloria y el atrevimiento de dejarle la dirección de este blog, por si se anima a leerlo Y como soñar es gratis, ya me estoy imaginando un comentario suyo en alguno de mis post (animate, Almudena!).




jueves, 7 de abril de 2011

MI GOZO EN UN POZO

5



   Nunca pensé que esta frase tuviese tanto sentido, y es que el lunes, en la isla de Gozo (Malta), tuve una de las inmersiones más impresionantes en mi corta vida de buceadora. Cuatro días en Malta, dan para mucho, para descubrir por ejemplo, que no ha perdido su pasado pirata (fuimos victimas de los saqueadores de chanclas en un sitio de muy difícil acceso, como el de la foto), que el inglés que aprendes, cuando menos te lo esperas, !zas! aparece y te sorprendes manteniendo una conversación con un gnomo, que siempre te alegras de encontrarte españoles, que el amor no tiene fronteras...
   El sábado aterrizamos y nada más coger el coche, comenzó la aventura, conducir por la izquierda es un reto y tomar las rotondas al revés un milagro. Llegamos sanos y salvos al hotel, rápidamente descubrimos que la prisa no es una característica de sus habitantes. Con una hamburguesa entre pecho y espalda, la cosa mejoró y nos vino a buscar un gnomo-inglés, que resultó ser un experto buceador, para llevarnos al centro de buceo. Allí mismo, elegimos el equipo que al día siguiente usaríamos. Nuestro primer contacto con la piratería se dió allí mismo, el dueño antes de meter un pie en el agua, ya quería tangarnos. Ganamos la partida. Sunday when the sun appeared a lovely coupe spanish welcome us.. vamos que hicieron su aparición una pareja encantadora de españoles que nos acompañarían (J y A). Han tenido la valentía de no someterse a hipotecas y viajar haciendo lo que más les gustan y contagiarnos con su energía y positividad. En breve los veremos en españoles por el mundo.
   Cargamos los equipos (que pesan lo suyo) y nos fuimos al otro lado de la bahía para iniciar la inmersión. Tener el lujazo, de meterme en unas aguas transparentes, con una visibilidad estupenda, llevada de la mano de J.fue toda una experiencia, disfrutar de la ingravidez, ver y respirar debajo del agua es algo que os aconsejo. El descenso fue lento, pero seguro, pude ver gusanos de mar, estrellas, cientos de peces, la madonna (virgen que habían colocado los buceadores en una especie de cueva). La segunda la disfruté mucho más. Esa noche hicimos nuestra primera incursión en los alrededores, que nos llevó a un pub donde un inglés, con un moreno-zaplana se desgañitaba en un karaoke, unos billares y unos cócteles y de vuelta. Al día siguiente nos íbamos a Gozo, en ferry. Allí descubrí que el gnomo tenía un sentido del humor nada inglés y que debajo de su apariencia de enanito de jardín, existía una excelente persona. Nuestro destino: el blue hole y el mar interior, dos parajes espectaculares. Llegar hasta el punto de inmersión con el equipo fue una pesadilla que enseguida se olvidó en cuanto nos pusimos a flotar en el agua. Esta vez, solo venía J. y mi compi y yo, nos dimos la mano, como dos colegialas, avisándonos la una a la otra en cuanto veíamos algo (L. eres un sol, gracias). Y ahí es donde descubrimos que los piratas todavía existen. La segunda fue todavía mejor, a pesar del miedo que nos metieron por el peligro del tráfico de lanchas motoras en la zona. Hacer una parada en mitad del agua para hacernos una foto de grupo es algo difícil de olvidar, allí estábamos todos: R. y C., P. y R., M. y G., L. y J. y la menda. Esa noche G. nos trajo una australiana, que viajaba por el mundo, siendo uno de sus próximos destinos, la tomatina de Buñol, ahí queda eso.  Nuestra última noche acabó con el Capitán Morgán (un ron jamaicano digno de los mejores piratas).
   La compañía no pudo ser mejor: un ingeniero con alma de torero, un instructor que cuenta los mejores chistes, un vendedor de palets adicto a las pastis de miel, una vasca muy, muy friolera pero de corazón caliente, una polí con mucha experiencia y una energía descomunal, una no buceadora que sabe todos los secretos del mar, una vallisoletana de la que siempre aprendo dichos, un instructor que conoce el secreto de las comunicaciones, un masajista de shiastsu que emana paz, una granaina capaz de traducir simultaneamente con una gran sonrisa. Y por último el inglés con apariencia de enano de jardín.
   ! Lo mejor del viaje no ha hecho nada más que empezar!