viernes, 2 de agosto de 2013

Y TROPECÉ DE NUEVO CON LA MISMA PIEDRA...

0

   
   En el 2010 tiré una piedra, sólo por probar, por ver los círculos que era capaz de dibujar en mi vida entre letras,  por puro divertimento, por saber si era capaz, en menos de una hora de hilvanar un escrito donde el detonante fueran dos láminas de arte contemporáneo, a elegir a Kandisky.

   La historia me salió redonda, esa es la verdad. Me admitieron en el máster de narrativa. y estando lejos como estaba de la escuela, 360 km para ser exactos, llegué a plantearme coger vuelos mañaneros; encoger kilómetros y tiempo para llegar. La realidad se impuso y busqué otras alternativas que no funcionaron. 


   El año pasado volví a intentarlo, y esta vez fue el cambio de residencia la que lo impidió. Y cómo me gustan las piedras...y decía Ken Robinson, en su libro El Elemento, busco mi tribu, esa compuesta de piedras, que al igual yo, año tras año, tropiezan con el mismo deseo, vuelven a intentar que sus vidas y sobre todos cuentas bancarias ;-) les sean propicias para asistir al lugar donde les esperan sus iguales...

    Feliz Verano!